21 Flares 21 Flares ×

Descubre a continuación – 7 ejercicios fáciles de yoga para desestresarse

El estrés es un auténtico problema de salud que afecta a muchas personas de diferentes maneras. La manera en que respondemos a los períodos de cambio y dificultad en la vida juega un papel clave en la determinación de los niveles de estrés en que nos vemos afectados. Cuando nos relajamos permitimos a nuestro cuerpo liberar la tensión y presión acumulados.

En el yoga, hay tres formas principales para relajarse entre poses, usted puede relajarse sobre la espalda, sobre el abdomen o acurrucado en la pose del niño. Cuando se relaja, permite al cuerpo reequilibrarse y regularse lo que hace que su cuerpo trabaje de una manera más eficiente.

La relajación permite que el cuerpo absorba el efecto del pose anterior antes de practicar la siguiente. De esta manera usted se siente lleno de energía y listo para centrarse plenamente en la siguiente postura.

La relajación yoga trabaja en tres niveles principales – físico, mental y espiritual y es la forma más natural para descansar, relajarse y revitalizar su cuerpo, mente y espíritu.

Ejercicios fáciles de yoga para relajarse entre asanas 

1.- Relájese en la espalda – La postura del cadáver o Shava-Asana

  • Acuéstese boca arriba con las piernas juntas pero sin tocarse, y los brazos cerca del cuerpo con las palmas hacia arriba.
  • Mantén los ojos suavemente cerrados con los músculos faciales relajados y la respiración profunda y lenta por la nariz.
  • Comenzando en la parte superior de la cabeza y siguiendo hasta los pies, lleve su atención a cada parte de su cuerpo, relajando conscientemente antes de proceder.
  • Permanecer en shava-asana entre 3 y 5 minutos o más. Si tiene sueño mientras practica shava-asana comience a respirar un poco más rápido y más profundo.

Mientras que muchos la consideran una postura simple al principio, al final no resulta ser así. El objetivo de shava-asana es mantener al cuerpo completamente tranquilo y relajado. No sólo debe estar el cuerpo inmóvil y tranquilo, la mente también debe de estar tranquila, como la superficie de un lago quieto. El resultado será una relajación profunda y estable.

No hace falta decir que el shava-asana tomará algún tiempo para perfeccionar. Usted encontrará que el simple ejercicio de enfocar su atención en cada parte de su cuerpo y dirigir conscientemente el aliento a cada zona, será de gran ayuda.

Hay dos obstáculos comunes que pueden impedir beneficiarte por completo de esta postura: somnolencia y una mente inquieta. Si te encuentras somnoliento mientras que realizas shava-asana aumenta la frecuencia y profundidad de la respiración. Si la mente está inquieta o preguntándose en donde centrar su atención de todas los sensaciones corporales que estás experimentando. Traiga a su mente la sensación del suelo debajo de usted o el ritmo de su respiración.

Mientras practica su rutina de asanas de yoga siempre debe comenzar y terminar cada sesión con el shava-asana.

2.- Relájese acurrucado – Child Pose o La postura del niño

La pose del niño, ayuda a aliviar la tensión a lo largo de la espalda y los músculos del cuello.

  • Siéntate sobre los talones. Inclínate hacia delante y apoye la frente en el suelo.
  • Coloque los brazos a su lado junto a su cuerpo, con las palmas hacia arriba.
  • Respira suavemente y descansar por lo menos durante 2 a 5 minutos.
  • Poco a poco subir de la pose.

La Postura del niño ayuda a aliviar la tensión a lo largo de la espalda y los músculos del cuello, así como da un suave estiramiento de los músculos alrededor de sus caderas. Ideal para la práctica, sobre todo después de hacer poses invertidas más agotadoras o poses con flexiones hacia atrás.

3.- Relájese boca abajo – Abdomen

Es especialmente bueno descansar por unas cuantas rondas de respiración constante boca abajo, sobre todo después de practicar cualquier flexión hacia atrás hecha en el suelo, por ejemplo, Cobra o Langosta.

  • Al colocarse boca abajo, asegúrese de que usted se sienta cómodo, con los dedos gordos tocándose y los tobillos cayendo hacia un lado.
  • Esto ayuda a los músculos de la pierna a relajarse. Haz una almohada con las manos y descanse su mejilla sobre la almohada. Esto ayuda a liberar cualquier tensión en el cuello o espalda.
  • Hacer por lo menos 3 a 7 rondas de respiración profunda mientras se relaja y hunde su cuerpo en el suelo.

A continuación recomendamos probar estos 4 ejercicios más de yoga que le ayudarán a sentirse tranquilo y relajado.

Al igual que con todas las formas de ejercicio, consulte a su médico antes de intentar estos ejercicios de yoga y hacerlos siempre dentro de los límites de seguridad de su propio cuerpo.

1.-  Pavana Muktasana o  Pose Aliviar el Viento

Pavana Muktasana, es un ejercicio de yoga que le ayudará a sentirse tranquilo y relajado.

  • Acuéstese boca arriba sobre una superficie cómoda, por ejemplo una colchoneta de yoga o manta.
  • Acerca tu rodilla derecha hacia el pecho, cogiendo la rodilla con las manos, y acerca la nariz hacia la rodilla.
  • Relaje los hombros y haz 3 a 5 rondas de respiración yóguica profunda.
  • Relájese, cambie de rodilla y haga lo mismo. Luego con ambas rodillas.

2.- Paschimottanasana o Postura de la Pinza

Paschimottasana o la Pinza, estimula todos los órganos abdominales y mejora el proceso digestivo.

  • Siéntese en el suelo, espalda recta, con las piernas estiradas hacia fuera delante de usted.
  • Levanta los brazos rectos por encima de su cabeza y flexione lentamente el tronco hacia adelante y coloque las manos sobre los tobillos o las pantorrillas.
  • Haz 3 a 5 rondas de respiración profunda, manteniendo los hombros relajados.
  • Poco a poco salir de la postura.

3.- Bhujangasana o Postura de la Cobra

  • Acuéstese boca abajo sobre la colchoneta de yoga o manta
  • Apoya las manos en el suelo a la altura de las axilas, con los dedos apuntando hacia adelante.
  • Los antebrazos perpendiculares al piso, a los costados. La frente sobre el suelo.
  • Inhale y levante lentamente su frente, nariz y mentón.
  • Empuje hacia abajo con los brazos y levante su pecho hacia arriba, suavemente arqueando hacia atrás lejos del piso.
  • Mantenga las caderas y las piernas en contacto con el suelo, con los codos metidos en su costado y relaja tus hombros.
  • Tomar 3 a 5 rondas de respiración profunda.Poco a poco salir de la postura.

4.- Basking Frog Pose o Postura de Rana Tomando el Sol

  • Acuéstese sobre su espalda, poner las plantas de los pies juntos cerca de su cuerpo, con las rodillas bien abiertos, y mover las rodillas hacia el suelo.
  • Lleva los brazos sobre su cabeza y descansar el dorso de las manos en el suelo y estirarse.
  • Mantenga su espalda baja presionado hacia abajo, hacia el suelo, respira profundamente 3 – 5 veces.
  • Para salir de la postura, lleva los brazos hacia abajo a un lado de su cuerpo y estirar las piernas.

Para obtener los mejores resultados, practique estos 7 ejercicios de yoga simples regularmente. Le liberará del estrés y la tensión y le ayudará a relajarse y sentirse tranquilo.

Como recomendación final y para su confort y seguridad comience su práctica de yoga para principiantes en una clase presencial  de yoga o una clase online con profesores certificados.

Si te resultó útil esta información te agradeceré me dejes tu comentario  y lo compartas con tus amigos en las Redes Sociales. NAMASTE!