59 Flares 59 Flares ×

Meditación la práctica del arte de la paz

Hay diferentes estilos de meditación con algunas variantes, y todas nos conducen al mismo estado de bienestar y calma interior. Hablaremos de cómo meditar en su concepto general y cómo elegir sus propias prácticas de meditación diaria.

Consejos para la meditación

Horario.- Primero debes establecer un horario para meditar. Una vez que escojas una hora, debes apegarte a ella. El mejor tiempo para meditar es durante la mañana después de haberte duchado.También lo puedes hacer en la noche o al medio día. Los efectos de la meditación son más notables cuando se hacen regularmente, en lugar de hacerlo esporádicamente.

Busca el lugar apropiado.- Es especialmente importante cuando estás empezando para evitar cualquier distracción a la atención. En tu casa debes tener un lugar, aunque sea muy pequeñito, que lo dediques a tu meditación. Será tu rinconcito de luz. Puedes poner plantas o flores, que sean naturales. Apague los aparatos de televisión, teléfono u otros aparatos ruidosos.

Guía de Cómo Meditar en Casa.

Meditación es el Arte de la Calma y Paz Interior.

¿Cuánto tiempo debo meditar?.- Muchos recomiendan 20 minutos dos veces al día, sin embargo eso no es lo más importante, lo más importante es hacerlo regularmente. Puedes hacer 5, 10, o 15 minutos una o dos veces al día. Y date el permiso de no permitir interrupciones durante ese tiempo especial.

Después que hayas practicado la meditación 6 meses, aumenta tu tiempo a media hora, dos veces al día. Después de un año o dos, incrementa tu tiempo a 45 minutos y finalmente a una hora.

Usa ropa cómoda.- Es muy difícil meditar cuando te aprieta la ropa. Por lo tanto suelta todo lo que te aprieta. Es preferible utilizar tela de alguna fibra natural, como lo es el algodón o el lino o la seda.

No comas antes de meditar.- Es más díficil meditar cuando estás haciendo digestión, por lo tanto trata de meditar antes de comer. Y muy importante no medites cuando has ingerido alcohol. Es contraproducente.

Posición para meditar.- Siéntate en el nivel del suelo preferentemente, puedes poner una manta o alfombra y un cojín. También puedes usar una silla cómoda. No tiene que colocar sus extemidades en posición de loto o medio loto o adoptar cualquier postura inusual. Lo importante es la comodidad y mantener la espalda recta ya que esto ayudará en la respiración profunda.

Lo Importante en La Meditación es Mantener La Espalada Recta.

Sentarse Preferentemente a Nivel del Suelo, Lo Importante es la Comodidad y Mantener la Espalada Recta.

La inclinación de la pelvis hacia adelante, esto se logra sentándose en el borde delantero de un almohadón grueso o un cojín duro. Relaje los brazos y las piernas. Ellos no necesitan estar en una posición especial con tal de que estén relajados y no interfieran con el equilibrio de su torso. Enseguida relaje todo su cuerpo, soltándolo poco a poco.

Deje descansar la atención en el flujo de la respiración.- Este es el más universal de todas las técnicas de meditación. Puedes hacerlo con los ojos cerrados o semi abiertos con el mentón ligeramente inclinado en posición del ombligo. Inhale lenta y profundamente extendiendo el plexo solar, luego exhale lentamente iniciando su relajación.

Siga respirando normalmente sólo observe su respiración como entra y sale el aire por las fosas nasales, no haga juicios sobre cómo lo está haciendo sea sólo el observador. El objetivo es que cese el parloteo de su mente poco a poco. Puedes hacerlo contando mentalmente tu respiración de 1 al 10 y luego volver a comenzar del 1.

También puedes iniciar tu meditación usando un mantra o sonido sagrado universal. Puedes usar el sonido “OM”, repitiéndolo 4 o 7 veces. Vocalizar OM, al iniciar la meditación te ayuda a activar tu consciencia psíquica. Cuando vocalices OM, asegúrate de prolongar la “M” al final.

Tómate tu tiempo para vocalizar OM, no lo hagas de prisa, tómate por lo menos 5 segundos para hacerlo. OM es un sonido antiguo que invoca las fuerzas creadoras del universo. Vocalizar OM representa tu búsqueda de perfección y éxito.

Cuando meditas trata de aquietar tus pensamientos, esto se hace ignorando tus pensamientos y comprendiendo que tú no eres los pensamientos sino que, en realidad eres el que piensa, el pensador. De acuerdo a Rama, “Los pensamientos son como aves. Vuelan a tu lado y se van. Tu mente es como el cielo. Las aves viajan a través del cielo, pero el cielo permanece ahí después que las aves se han ido. Nosotros somos el cielo. Los pensamientos son aves que vienen y se van”

Al terminar una sesión de meditación, inclínate haciendo una reverencia hacia el suelo. De esa manera siempre estarás brindándole tu meditación a la Eternidad. Finalmente permanece inmóvil unos minutos para absorver la energía que has generado durante la meditación.

Inicialmente te parecerá que no estás haciendo nada, y tal vez te encuentres pensando mucho. Pero mientras estás tratando de meditar está haciendo algo. Es como hacer abdominales mientras más la hagas, más fuerte te pones, después de practicar un tiempo comenzarás a notar la diferencia.

La meditación en sus distintas modalidades siempre nos conducen al mismo espacio, nuestro espacio interior donde somos uno con Dios. Igualmente en una correcta práctica del Yoga, a través de la Asanas, nos conectan desde nuestras dimensiones más externas (nuestro cuerpo físico), hasta las dimensiones más internas ( emocionales y espirituales), beneficiando así al TODO que somos. Ahora puede realizar sus prácticas del yoga de la manera correcta, y evitar lesiones y pérdida de tiempo en su proceso de aprendizaje, con la guía Paso a Paso de un profesor calificado y desde su casa.

Si te resultó útil esta información te agradeceré me dejes tu comentario  y lo compartas con tus amigos en las Redes Sociales. NAMASTE!