13 Flares 13 Flares ×

¿Cómo comenzar una rutina de yoga para principiantes?

Si te gustaría ver de que se trata el yoga, una buena solución para comenzar, sería intentar poses en tu propia casa. El problema es saber con qué  rutinas de yoga para principiantes comenzar. Algunas poses parecen demasiado exigentes  y los otros parecen difíciles de seguir.

Si eres capaz de empezar tu experiencia con algunos ejercicios fáciles de yoga para principiantes y seguir practicando, pronto tendrás una prueba de esta maravillosa disciplina. Entonces serás capaz de decidir si unirte a una clase va contigo. Ir directamente a una clase puede ser intimidante y un poco de conocimiento básico no está demás.

La postura del niño, es una de las rutinas más importantes de yoga para principiantes que usted debe aprender. Es muy sencillo de realizar y también es una solución excelente para descansar entre rutinas de ejercicios, en los cuales por lo general terminas cansado. Además te ayudará a estirar la columna, y serás capaz de descansar, mientras sigues haciendo tus poses.

Postura del niñoLa pose del niño es uno de los ejercicios fáciles de yoga para principiantes

Siéntate de rodillas en el suelo y separados cómodamente.

Apóyate sobre los talones, con los dedos gordos del pie tocándose, y estira los brazos hacia atrás, y las palmas hacia arriba, y baja la cabeza hacia el suelo. Y los brazos y las manos  bajan y descansan a sus costados o estiradas al frente tocando el suelo.

Mantén esta postura durante cinco respiraciones.

Para practicar esta posición es recomendable, que sea un par de horas antes de la comida y así mismo haya un ambiente de paz a su alrededor para asegurar la completa relajación.

El perro mirando hacia abajo es uno de los ejercicios de yoga más necesarios para principiantes. Es usado en muchas rutinas de yoga, entre ejercicios. Te ayudará a descansar cuando esté pasando entre pose y pose. Es además un  fantástico ejercicio para hacer.

Postura, perro mirando hacia abajo

Para hacer esta asana, tienes que estar en el piso sobre tus manos y rodillas. El alineamiento es extremadamente importante, cuando estás haciendo el perro mirando hacia abajo.

El perro mirando hacia abajo, es usado en muchas rutinas de yoga, entre ejercicios.

El alineamiento es extremadamente importante en esta pose de yoga para principiantes.

Tus rodillas deben estar directamente bajo tus caderas. Tus manos deben estar ligeramente en frente de tus hombros, de manera de que no estén totalmente debajo de estos.

Luego debes exhalar y levantar tus rodillas, manteniéndolas ligeramente dobladas, tus talones van a estar un poco en el aire. Exhala de nuevo y pon las rodillas sobre el piso, no te preocupes sino puedes hacerlo ahora.

Tus rodillas deben estar rectas, pero no fuertemente cerrado. Tus brazos deben estar estirados y contra el piso. Tu cuerpo debe estar formando una “V” invertida.

Mantente así tanto como te sea cómodo y luego puedes ir a la pose del niño.

Estos dos ejercicios de yoga para principiantes, definitivamente te ayudarán cuando estás aprendiendo yoga por primera vez. Y para obtener resultados óptimos, ahora tienes la oportunidad de iniciar tus prácticas de yoga para principiantes desde la comodidad de tu casa, con la guía de un profesor calificado, para tu mayor beneficio.

Si te resultó útil esta información te agradeceré me dejes tu comentario  y lo compartas con tus amigos en las Redes Sociales. NAMASTE!